About Me

Mi foto
Bienvenidos a esta parte de mi. No es mas, que palabras de los esquemas mentales de mis pensamientos, de habitaciones ventiladas en mis recuerdos, de los Hologramas de mis sentimientos, de los juegos de un momento a otro, que me crea la vida,cosas que la hacen intensa, para ser expresados en este rincon. Bordados con un poco de locura. Las emociones me impulsan a escribir palabra por palabra. Pero total, es mi Yo interno y asi lo quiero. Con toda la locura que me hace escribir, vivir e imaginar. Mi corazon es muy hablador, como podran darse cuenta entre estas lineas..No escribo para impresionar a nadie, escribo para expresarme.

25 dic. 2013

“Y yo te mostraré algo diferente de tu sombra que a zancadas te sigue en la mañana o de tu sombra que en la tarde se levanta para verse contigo. En un puñado de polvo te mostrare el espanto”

Poldy Bird

Trata de interesarte por el motivo de mis lágrimas. De apretarme la mano cuando te gusta la canción que están tocando en la película. De pensar en mí cuando no estás conmigo, aunque te parezca que jamás me enteraría.

15 dic. 2013

“Todo lo que tengo es un papel y el eco de tus besos resonándome en mi piel.”

Te dices que puedes con todo: que puedes olvidarle, que puedes borrarle de tu piel, que puedes hacer como si nunca lo hubieras conocido, que puedes reemplazarle.. Pero cuando intentas hacer eso con todas tus fuerzas conociendo gente, buscando encontrarte con una mirada de la misma intensidad, una boca en la que al sonreír salgan hoyuelos, una nariz como la suya, unas cejas que al fruncirse o levantarlas picaronas te recuerden a él y no puedas evitar reírte, una lengua que asome burlona de vez en cuando, pero solo para ti, unos ojos que te guiñen a ti, que te miren a ti, que su cuerpo entero reaccione ante ti.. Entonces te das cuenta de que tus propósitos de olvidarle se van al pique; y que no buscas alguien como él, sino a él.

13 dic. 2013

No les hizo falta quitarles la razón, les bastó convencerles de que tener razón no valía de nada.

Dijiste

En mis brazos te convertiste en una adolescente pidiendo a gritos que te besara…como si jamás lo hubieras hecho.

Federico Moccia

Una sonrisa en la penumbra, una mano furtiva, un placer inesperado, un mordisco, un suspiro y un deseo infinito de seguir soñando y haciendo el amor


Cuando te lastiman el corazón, se te olvida el sabor del amor a menos que llegue una persona que con ternura y mucha paciencia logre curar heridas tan profundas; es tanto el poder que tiene esa persona sobre ti que te imaginas regresar a la vida.

9 dic. 2013

"Adiós" no es "hasta nunca".

No te voy a decir eso de que si no es contigo no es con nadie porque sabemos que algún día eso dejará de ser cierto.
No te voy a decir tampoco que nunca me voy a cansar de ti porque ambos sabemos que eso es prácticamente imposible y que incluso puede que me canse antes que tú.
Pero lo que sí puedo afirmar con seguridad es que ningún otro podrá hacerme sentir esa chispa de electricidad que me recorrió por completa el día en que desde lejos, con tu cigarro en la mano, me viste y conectaron nuestras miradas. Esa sonrisa de satisfacción que surgía lentamente de tus carnosos labios cuando viste la reacción que tuviste sobre mí.  La manera en que tiraste la colilla de tus dedos para acercarte con paso lento pero firme a mi, sin importarnos las miradas de los demás sobre nosotros. Lo único que me importó en ese instante fue saber que no iba a ser la última vez que te iba a ver. Pero qué irónico,  contando todo esto cuando lo que estoy haciendo ahora mismo es una carta de despedida... quiero dejarte bastante claro que no estoy huyendo de ti. Estoy escapando de lo que alguna vez creamos, porque aunque me arrepienta más tarde de mis palabras, puedo asegurarte que ahora lo que pienso es que todo ha sido un error de principiante que nunca debió haber ocurrido. Pero dicen que todo pasa por algo... y no dudé de ti ni un segundo cuando me confesaste que me amabas, pero cariño, se terminó. Raro es que esté acabando yo el titulado por mi como "el peor episodio de mi vida" pero no dudes que el peor de los mejores, porque aunque estuvieses en esa mierda, yo me sentía protegida cuando me abrazabas y todo se dispersaba. Éramos solo nosotros. Pero ahora lamento decirte que tendrás que buscarte otro blanco, porque yo.. yo desde luego me voy.

echarte de menos mientras tú me echas de tu vida.

Yo lo que digo es que echo de menos que me llames por mi segundo nombre porque sabes que no me gusta para hacerme irritar, que echo de menos tus llamadas en mitad de la noche para hacerme preguntas retóricas como qué te estoy haciendo, cuando ambos sabemos lo que es. Echo de menos también que en plena noche de verano des golpecitos en mi ventana para que te abra y pasar un rato juntos, hablar y que luego me beses y me digas que no quieres irte pero que tienes que hacerlo. Echo de menos esa adrenalina cuando me decías que faltaramos a clase para que pudieras pasar más tiempo conmigo. Echo de menos eso y un montón de cosas más que contigo eran naturales, surgían solas, y que con otro me sentiría forzada. En definitiva, te echo de menos a ti.

2 dic. 2013

Don’t Fall In Love With The Curious One {Traducción}

No te enamores de una persona curiosa. Querrá saber quién eres, de dónde vienes, cómo es tu familia. Mirará todas tus fotografías y leerá todos tus poemas. Vendrá a cenar y hablar con tu madre acerca de cómo su curiosidad le ha enseñado cosas muy útiles. Te pedirá que explotes cuando estás enojado y que llores cuando estás herido.Te preguntará qué significa esa ceja levantada. Querrá saber tu comida favorita, tu color favorito, tu persona favorita. Te preguntará por qué. Va a comprar esa que cámara te gustó, prestará atención a esa banda que amas en caso de que haya un show cerca, te llevará ese suéter al que le sonreíste una vez. Aprenderá a cocinar tus comidas favoritas. Los curiosos no se conforman con el exterior, desean el interior. Ellos quieren lo que te hace pesado, lo que te hace sentir incómodo, lo que te hace gritar de alegría , ira, y de angustia. Su piel se convertirá en páginas en las que aprenderás a derramar tu ser. No te enamores de una persona curiosa. No dejará un suspiro sin explicación. Querrá saber qué hizo exactamente, qué hizo para que la amaras. Año, mes, día, semana “¿A qué hora fue? ¿Qué dije? ¿Qué hice? ¿Cómo te sentiste? “ No te enamores de una persona curiosa, porque he estado allí. Desabrochará tu camisa y leerá cada cicatriz, cada marca, cada curva. Explorará cada una de tus extremidades, cada órgano, cada pensamiento, cada ser. Después caminará de regreso a casa y comerá su cena y nunca regresará tus llamadas. Tú nunca serás la expedición para toda la vida. Tu corazón será un misterio pero no por mucho tiempo. No hay dolor como amar a un curioso que persigue cada estrella caída y nunca la atrapa. Que viene y ve y conquista y se va. Yo me enamoré de una persona curiosa, quizás un día toma el tren de regreso a casa y sea lo suficiente curioso para leer un último mensaje de mi parte tallada en un asiento. “Hay una curiosidad en ti que te hará mover montañas algún día sin ningún esfuerzo como me has movido por años”...

30 nov. 2013

lies.

y me hablan de besos y pienso en su boca, y me cuentan de caricias y recuerdo sus manos, y me dicen que si me acuerdo de él, y miento diciendo que no, que ya lo olvidé.

27 nov. 2013


“Hay días como hoy, que me despierto con la sensación de extrañarte, con el deseo de abrazarte muy fuerte y no dejarte ir… pero luego recuerdo el motivo por el que te fuiste y vuelvo a sumergirte en el olvido o por lo menos lo intento.”

They don't know about us.



“Porque nadie sabe lo que pasa entre nosotros. Nadie, sólo el recuerdo que hemos construido palabra a palabra, beso a beso y que se ha quedado en nuestros corazones como un tatuaje.”

No te enamores de la distancia.

No te enamores si ella está lejos. Parece bonito pero no lo tomes a la ligera. Querrás darle todo pero no podrás tocarla. Soñarás con su tacto, pintarás su sonrisa, pero no disfrutarás de la calidez que transmite; te harán falta los momentos espontáneos en los que te inunde con su cuerpo. Imaginarás sus labios pero no conocerás su intoxicaste frescura; su físico y la pasión que incita será un fantasma que atormente tu vida. Dolerá cuando las palmas de tus manos no puedan tocar sus caderas y acercarla a ti desde los kilómetros que los separan. Perderás las noches imaginando su presencia pero no saldrá del mundo de lo hipotético. Lo decimos en serio. Te volverás miserable, dependiente de una cadena, un cable, una señal, conectado a un teléfono como si fuera un respirador artificial.
No te enamores si estás lejos. Tu corazón será prisionero de la distancia. Te imaginarás apreciando el mar, tomados de la mano cuando en realidad estás estacionando el auto en un crudo invierno ansiando el calor que en tu casa no hallarás. Vivirás flotando en la información de la comunicación digital, alejado de la vida que te espera del otro lado de la puerta. Te dolerán los oídos de tanto esperar un susurro que vibre por tu cuello, ese que nunca llegará. Te ofenderá la forma en la que otros desperdician y despilfarran su amor. Ordenarás tu cama para que no quede impresa tu figura solitaria, esa que pasó la noche arañando sábanas simulando con almohadas la suya, como un placebo necesario para poder evitar otro desvelo.
Cuando las cartas no llegan con la frecuencia de siempre y las horas se van cargando de silencio descubrirás la frustración de la geografía y la amargura del dolor. Cuando la presión en tu pecho se vuelve demasiado difícil de soportar, déjalo ir. Escríbele en mayúsculas de tu fe, del amor con el que compensas la ausencia. Dile que no conoces su olor, la presencia de su sonrisa, ni la forma en la que sostiene la pluma; que no conoces el grosor de sus letras ni la sensación de su piel, que entre tus manos sostienes el espacio que pertenecen a las suyas, que necesitas sabe qué hacer sin él. Desenreda tus esperanzas del teléfono, desconecta tus sueños de la computadora y cuélgalos de una estrella otra vez. Ve a la cama creyendo que aquel mar lavará el amor y se lo llevará la marea, un día lo hará. Después de tantas pruebas, si viniera a casa contigo, entenderás que incluso sin distancia podrán sentirse lejanos.

24 nov. 2013

20 nov. 2013

«Descubrí que no es cuestión de huevos, es cuestión de orgullo, que ningún capullo va a luchar lo tuyo.»

Y mas allá de ese cariño que siempre me das, me imagino tantas cosas, quiero siempre más.Pero tú siempre te preocupaste más de ti, de lo que ganabas, de lo que perdías estando conmigo. Nunca te importé lo más mínimo, yo luchaba por los dos, tú por ti, por tus estúpidos amiguitos. Porque, dime la verdad... ¿yo nunca te moví ese algo en el corazón que hace que luches por una persona, no?

Pues, tío, espero que llegue alguien que lo haga y que cuando te hayas dado cuenta, se haya ido y ya sea demasiado tarde para que vuelva a ti, y te quedes con ese vacío... para siempre.

16 nov. 2013

Trato de encontrar en el aire pedazos de ti, de lo que éramos.

“Sigo siendo fiel a mi costumbre de llamarte antes de dormir. Es fácil cerrar los ojos y mirarte. Cada respiro te nombra automáticamente. No tardes, no lo hagas. Y me da la impresión de que te estás preparando para mi, que te estás poniendo guapo el corazón y sacudiendo las alas. Y yo me pulo el alma, embellezco mi aura, me visto de amor y grito al universo que quiero me desvistas, que vengas y tomes lo que estoy guardando para ti. Y respiro aún más fuerte, más hondo, trato de encontrar en el aire pedazos de ti. Retazos de tu risa y tu perfume que es la melancolía misma. Y es que todas las noches te nombro temerosa de que te haya encontrado y perdido. Deseosa de besarte el alma, de acariciar tu piel, de que la noche me agarre en tus brazos y nos cobije el amanecer. Sigo siendo fiel a mi costumbre de llamarte, de escribirte, de prosar-te, de tenerte en suspiros, versos, premoniciones y sueños.”


“Hablamos, y todo vuelve a tener sentido, mi amor vuelve a tomar fuerza, quiero estar en ti, quiero que estés en mi; no para siempre -es raro- pero le tengo tanto miedo a esa palabra, estaremos juntos mientras esta magia nos dure, mientras yo siga sintiendo que se humedecen mis ojos con sólo leer un mensaje tuyo, mientras aún me estremezca con tu abrazo, mientras yo sienta qué sólo escuchar tu voz me da paz y por supuesto qué yo pueda percibir que soy correspondida; hasta entonces estaremos juntos, porque unidos estaremos mientras el mundo siga girando.”

“Tuve una vez un gran amor que derribó mi casa, agrietó mis puentes y me hizo perder el equilibrio. Después vinieron las réplicas: amoríos de baja intensidad que ni siquiera me hicieron temblar. En cuanto al gran amor… todavía respira debajo de las ruinas.”


“Después de un adiós, después de algún tiempo la nostalgia entra por la ventana y se apodera de nosotros: ¿Cómo estará?, ¿Qué estará haciendo? ¿Tendrá el mismo aspecto? ¿Aún se acordará de mi? Es un hecho que sobrevivió sin nosotros, la vida sigue, el mundo no se detiene por un amor no correspondido.”

Yo te querré como jamás te quiso quien mas te haya marcado.

Esta noche siento que te extraño, que tu presencia me hace falta, que tengo la necesidad de leer tus palabras, que mi día se apaga si no me haces sonreír, que te necesito.

14 nov. 2013

'al final ella de tanto arrancar pétalos, se quedó sin ninguno. ahí se dio cuenta de que él no le quería, y ella no le merecía'

Y ya no es la misma:
Dejó de jugar a las casitas donde toman el té a las cuatro de la tarde para ahogar las penas en alcohol a medianoche.
Dejó de vestirse de princesa, para vestirse como una cualquiera.
Dejó de sonreír a chicos decentes y empezó a sonreírle a los chicos malos que por las noches iban de club en club buscando su próxima víctima.
Dejó de escuchar música para desahogarse llorando para escuchar la que le evitaba pensar.
Dejó de jugar con los cigarrillos de chocolate de las tiendas de chucherías para pedirle cigarros a sus acompañantes de por la noche. 
Y así es ella ahora, llevando una vida de la que quiere escapar, de la que no quiere saber nada, de la que quiere huir como sea, aunque su úinica salida sea la muerte. Y así pagar todos los errores que cometió y que no puede arreglar. Así es chico, porque la destrozaste. La metiste en un pozo sin fondo del que ahora no puede salir y le ahoga poco a poco. Enhorabuena.

El reloj marcó la hora; no pudimos ser. Te digo adiós con cariño, con mi último suspiro, te lo juro, es la última vez que yo te escribo.

Los secretos al oído, los abrazos con el frio.



Ese refrán que usan los padres y que a veces nos parece ridículo: “Hijo eres, padre seras, como lo hiciste así te lo harán” es muy muy cierto; ahora que estoy en esta etapa, es donde uno aprende a ponerse en el lugar de los demás. Últimamente he comprendido por que los padres hacen tantas cosas que para nosotros parece como si quisieran molestarnos, pero la verdad es que nunca es así, todo lo que hacen es por nuestro bien y tenemos que aprender a entenderlo desde ahora, aprender a valorar todo el sacrificio que hacen por nosotros. Yo, honestamente, ya veo las cosas desde otra perspectiva y si quizás a veces me saquen algunas actitudes de mis padres, pero tenemos que entender que nadie da clases de como ser padres, ellos lo hacen como mejor les parece, al igual que nadie nace sabiendo ser un buen hijo.

«Y cuando lo vi alejarse mi corazon dolió.»


Y en el mismo momento que le vi partir sentí como si algo atravesase mi pecho. Mi respiración se entrecortó, mi cuerpo se paralizó... quizás mi ser presentía que aquella persona se iba para ya no volver, el solo pensar en eso hizo que yo, desee con todas mis fuerzas morir.

 Dicen de mí que no sufro, que no me importó perderte, que ahora me río y disfruto que hasta ha cambiado mi suerte, pero ellos no saben. No tienen ni idea de que cuando vi cómo te ibas sin siquiera despedirte, me quedó un vacío por dentro que nadie puede llenar. Tenía ganas de cerrar los ojos y que al abrirlos, todo fuese como antes, pero no, estaba viviendo aquel infierno en vida. Que por tíos como tú, dejé de ser yo. Y es que todo pasó a ser nada en un instante. En el instante en el que te fuiste por donde viniste. Sin hacer ruido para que no te escuchase, lo que no sabías es que tenía el oído puesto en ti. El problema es que siempre uno quiere más que el otro. 
Y la que quiso más aquí fui yo, y así me fue, de puta pena.. Pero, ecúchame, tú encontrarás a otra que compararás conmigo. Pero cariño, ella no es yo. Y lo sabes. No puedo decirte que no me llegará ni a la suela de los zapatos, porque seguramente sea mejor que yo, no te lo niego. Pero no harás con ella lo mismo que hacías conmigo, porque no podrás.
Lo que peor pasé fue la idea de que me usaste, sacaste todo el amor de mí que yo te pude dar y lo tiras. Como si no valiese nada. Como si no fuese nada.
Tantas promesas.. Pero ahora entiendo eso de que las palabras se las lleva el viento. 
Al igual que tú te llevaste la sonrisa de mi cara y mi brillo en los ojos. Me rompiste el alma, me rompiste a mi... Y cuando te despediste de todos menos de mi y te fuiste sin siquiera decir adiós, porque lo único que salió de tus labios fue un 'Volveré a por ti, te lo prometo'.

Y a veces nos despedimos para siempre aunque suene hasta pronto. Y esa es la putada.
Pero quiero olvidarte y que por fin el tiempo borre las heridas, al igual que tú me borraste de tu vida, como si solo hubiese sido un tachón. 

'Eres ese amor de verano que durará muchos inviernos'.

¿Y ahora que te he perdido qué? El verano acabó, y con él todo lo que "sentías por mi".
Déjame darte la razón en algo, fui una ilusa al pensar que por ser tú las circunstancias cambiarían y que podríamos haber sido algo, es mejor dejarlo así. Sin dolor, con muchos recuerdos (la mayoría perfectos, por cierto) y algún que otro arañazo en el corazón por parte de ambos.
También te doy la razón en que nos hemos llevado muchas sonrisas de los dos y que si el destino decide separarnos es porque ya no podríamos haber sacado nada mejor el uno del otro y es mejor así, con los recuerdos intactos antes de que duelan.
Aunque me duelen las despedidas, esta no es para siempre (espero) y tengo el presentimiento de que nos volveremos a encontrar en algún punto de nuestras vidas, y esa, esa mi amor, será la oportunidad de tenernos. Sin dolor, sin rencores.


Mirar al techo y pensar cosas que sabes que nunca pasarán.

¿Y a quién no le pasa esto? Cuando te ilusionas con alguien, empiezas a pensar, imaginar la cantidad de cosas que podríais hacer juntos, cada día distinto. Te imaginas tantas cosas y te haces ilusiones de tal tamaño que, en cuanto ves la realidad, parece que has vivido todo eso (y más) y se te clava como una espina en la memoria y queda retenido hasta que llega alguien que te hace volver a vivir eso, con más intensidad.

¿Almas gemelas?

Creo que existen. Simplemente no siempre de una forma romántica.
Creo que hay ciertas personas que conocerás en tu vida con las que simplemente conectas más que con nadie más, sabéis que no es algo típico, y os entendéis el uno al otro perfectamente. Y esta persona no siempre sera tu “media naranja”. Quiero decir que podría ser tu amigo, tu hermano, tu padre, tu profesor, o la persona con la que tienes citas, o quien sea. Podría ser cualquiera con el que has hablado.

12 nov. 2013

Ella no está bien.

Su sonrisa te dice que está bien.
Su piel dice lo contrario.

Su risa te puede llegar a alegrar los días,
pero no sabes la de amargura que hay detrás.

Su mirada te puede hacer perder la noción del tiempo,
pero ella hace mucho que dejó de vivirlo.

Su boca te puede hacer una de las muecas más divertidas,
pero esa es la misma que tiembla todas las noches cuando llora.

Sus ojos pueden brillar con una fuerza impresionante,
pero hace mucho que sus ojos están muertos.

Ella te puede decir que está bien,
¿pero la crees?

«con los ojos rojos, y las promesas por los suelos»

¿Te haces idea de lo jodido que puede llegar a ser que esa persona en la que más confiabas, en la que pensaste que permanecería ahí para siempre, a la que le contabas todo, a la que te hacía sonreír tontamente por cualquier cosa, te falle? Lo dudo. 

Para que veas, es la más jodida de las sensaciones que puedes llegar a pasar en tu vida, es lo peor que puedes experimentar en esta puta vida. Es una de las cosas de las que más aprendes, pero de las que más temes. Es lo que te puede hacer abrir los ojos, o que te cieguen todavía más fuerte. Es maravilloso, pero aterrador. Es por lo que más puedes llegar a llorar y sufrir, pero por lo que más pronto te puedes llegar a recuperar. Es de las cosas más oscuras que te pueden ocurrir, pero al salir, la claridad será todavía más fuerte.

«y ella se quedó ahí llorando sin saber que hacer.»

 No sé si sabes de alguna serie que te haya fascinado tanto que cada vez que terminabas un capítulo deseabas con fervor el siguiente, para saber qué es lo que pasaba con tu personaje favorito, con ese del que te identificas tanto, con ese con el que imaginabas cosas inimaginables con otros personajes o personas.

Pues bien, así estaba ella, esperando poder pasar un rato contigo para luego contarme con un brillo único en los ojos qué fue lo que más le fascinó; como un niño que habla de su viaje a Disneyland.
Pero el día en el que le dijiste que ya estabas cansado de ella, ese día vino con la mirada apagada, como si algo en ella hubiera muerto. Como si ella hubiera muerto. [...]

Echo la vista atrás y me doy cuenta de todas las personas que se han ido que decían que estarían.

Y dijeron que estarían para quedarse sin importar lo que pasase, pero... ¿cuántas de todas ellas se han quedado realmente? Ninguna.

«Y al final lo de ser una hija de puta te salió caro.»


Lo único que buscas es hacerle daño.

Tú le dirás que es bonita, y ella, por amabilidad te dará las gracias. Pero en su mente sabe que algo buscas de ella, o que simplemente le mientes. Ella no se siente bonita.

11 nov. 2013

'y el diablo se escondía detrás de una cara bonita con ojos marrones y sonrisa devastadora.'


Chica, esto no es el país de las maravillas.

Pensabas que ser joven era muchas cosas. Saltarte el colegio y correr por el campo, sentarte al sol con tus amigos, ir a fiestas, llegar a casa tarde y no recordar el día siguiente, coger autobuses y trenes, no preocuparte de adónde te llevan siempre y cuando estés con esas pocas personas especiales, besar a chicos guapos, ponerte vestidos para ir a citas, sentarse en bares, hablar de todo y nada. Esperabas aventuras, historias que contar a tus nietos un día.
No esperabas estar atrapado en la misma monótona rutina, ir al colegio, tener que hacer frente a gente que odias todos los días, sentirte inútil, y estar cansado es ahora una parte de ti, tanto que no puedes recordar la última vez que te sentiste despierto. Te sientes presionado, empujado, como si no hubiera salida. Y más que nada, te sientes solo.

6 nov. 2013

Sentirte conmigo.

Probablemente nunca llegue a sentir ese amor como se describe en los libros, con el alma, los ojos cerrados y el corazón abierto... Pero te aseguro de lo que sentí cuando estaba contigo estuvo bastante cerca.

3 nov. 2013

Esperando en un andén vacío, viendo pasar trenes y sintiendo que ninguno es el mío.

Me dijiste que había trenes que se iban a ir si no me subía ya. Yo te dije que tendría que pensarlo, aunque sabía que no me iba a quedar en la estación y me iba a subir a tu vagón. Y cuando ya estaba arriba no llegué a la próxima parada, sólo viajamos juntos un par de semanas, no recuerdo si me echaste de allí o si te fuistes tú, pero ahora sólo sé que te acompaña otra que yo no soy. Sólo espero que te tire a las vías, y acabes destrozado como ahora estoy yo.

2 nov. 2013

«¿y sabes? qué lo peor de todo es que yo te creí, y creía que merecía seguir luchando por ti.»

Y es que eres igual o peor que todos esos canallas juntos.

Está lloviendo y bueno, que iría ahora a buscarte si hace falta.

Me hallo en mi habitación con la música puesta, nuestra canción para concretar. Llueve, hace frío, echo de menos tus caricias. Te echo de menos, para qué te voy a engañar..., pero tú me echas de más seguramente. Déjame decirte que odio cada puto segundo que paso obsesionándome contigo porque tú estarás hablando con alguna de tus chicas seguramente. Y digo chicas porque tú no te conformas con una sola, no. Tú con tus líos de una noche y yo con mis noches hechas un lío por tu culpa, chaval. Lo que más odio es que me pidan perdón antes de pisarme como tú hiciste aquel día.. Sí, aquel día en el que me traicionaste, ambos sabemos de qué forma, no hace falta hindagar más en la llaga.
Al menos no todo fue malo, al menos dijiste «te quiero» pero siempre me quedará la duda de si fue real, o fue simplemente parte de tus juegos de niño.
Sabes de sobra que simplemente voy tachando días en el calendario desde aquel incidente y que eso no es nada bueno para el sistema nervioso. Trato de ver un poco el lado bueno de las cosas y no solo lo malo, pero sin ti es imposible. Quiero que sepas que sufro de locura, adivina por quién.
No sé de dónde te sacaste que estaba genial contigo, si me estabas destrozando, y nos estabas hiriendo a ambos, pero a mi en mayor grado[...]
«¿No fuiste tú el cabrón que le rompió el corazón?» decían tus amigos delante mía y comenzábais a reír mientras yo huía directa al baño, a romper a llorar. Eras el más delicioso de los monstruos.
Espero que consigas todo aquello con lo que alguna vez soñaste. Por favor, no llores, nunca me han gustado las despedidas pero esta la veo necesaria. Escúchame, ambos sabemos que yo no soy lo que tú necesitas. Un pedazo de dulces memorias, eso es todo lo que me llevo a mi próximo destino.

Me iré, pero sé que pensaré en ti a cada paso que dé.

"Buscando unos ojos en los que resguardarme, terminé perdiéndome en los más hijos de puta."

Vuelvo a empezar por el final, a recordar que ya no estás. Lo que no sé es porqué tú estás en mi mente si te olvidé hace mucho. Tú has sido ese cabrón que nunca pensé que serías. Llegaste a mi vida de repente, y eras el que hacía que me volviera loca, porque me sacabas (completamente) de quicio, pero que me encantaba que me hicieras enfadar porque luego te acercabas y me besabas.
Y me pregunto tantas cosas sin que nadie (ni siquiera tú) pueda darle respuestas.. Que no quiero saber nunca más de ti, que eres un cabronazo de mierda, que das asco.. y tú, tú seguirás jodiendo a esas pobres chicas. Ojalá algún día alguien te haga sufrir a ti, que alguien te devuelva todas las putadas una a una. Ojalá todo te vaya como el puto culo, que te lo mereces, por traidor. Porque tío, como tú pocos. Pero no es un halago, tenlo por seguro. 
Pero no voy a volver a ser la típica niña tonta que te perdona todo lo que haces. No, esta vez no. Y esto te lo digo yo, pero lo piensan muchas.
Seré todo lo gilipollas que pueda ser, pero, ¿sabes qué? Esta gilipollas no va a volver a caer en tu puta trampa una vez más.
Maldito el día en el que te conocí; nunca volví a pensar en la realidad.
No podía pensar sin pensarte, sentir sin sentirte; las canciones, las películas.. Yo no hubiera sentido tanto esas cosas si no te hubiera conocido.

Oportunidades que se van por no hablar o arriesgarse a tiempo.

¿No os ha pasado nunca eso de que queréis hacer algo, cuando os dais cuenta, ya ha llegado alguien y se ha adelantado? A mi continuamente, pero supongo que es porque pensamos demasiado. Porque los mejores momentos de nuestra vida surgen de impulsos. Y eso es lo que deberíamos hacer la mayoría de las veces, dejarnos llevar por nuestros instintos y actuar con el corazón y no la cabeza. Ese momento de valentía al pensar en una idea o algo que nos haría felices, hacerlas sin más, sin pensar. Pero es más fácil decir que hacer, como todo (o casi).

''Que las penas no se olvidan ni con porros ni bebidas.''

Me confundes. Me dices que soy lo mejor de tu jodida vida, y a la primera de cambio ya me estás dando razones para que me olvide de ti. ¿Qué cojones pasa contigo? Estoy hasta el cuello por ti, te sorprendería saberlo, pero creo que ya te he olvidado. Después de unos meses ahogándome en el alcohol para poder olvidarte al fin lo consigo. Pero no cantaré victoria tan rápido, porque sé que volverás para joderme como una vez lo hiciste. Como aquella vez que volviste cuando ya estaba bien y te había dejado en ese lugar llamado 'olvidos'. Y me dijiste que lo intentásemos, que no había rencor.. Préstame atención cabrón, porque no lo pienso repetir: ya no soy esa estúpida que te perdonaba todo, y que te decía que todo iba a volver a ser como antes con tal de que no te fueras de mi lado, porque me da igual que si fallas como si follas. Que no me importas. Me dejaste ir, ¿te parece poco? Descubrí que no es cuestión de huevos, es cuestión de orgullo, porque sé que ningún capullo va a luchar lo mío. Como un cigarrillo, rápidamente esto se terminó. Y solo quedaron las colillas, las cenizas grises de este 'amor'. Y ese beso de despedida, ese beso fue de esos rápidos, que no te esperas, uno de esos dulces y robados en los que se demuestra lo que se llegó a sentir, pero que nunca se volverán a repetir.

"Soñando que aún no te has ido, que aún me tocas."

Y chico, ¿no te has dado cuenta que cada vez que te miro me brillan los ojos? ¿Que cuando paso por tu lado, tiemblo? ¿Que cuándo me miras aunque sea un segundo, millones de sensaciones me traspasan? ¿Que tiemblo cuando sonríes? ¿Que cuando alguien pronuncia tu nombre, todo lo que vivimos viene a mí en caleidoscopios? Déjame afirmarte todo lo anterior. Que es que yo sin ti, soy como un barco a la deriva. Que no sé estar sin ti. Déjame decirte también, que cuando me miraste esa última vez.. sentí como mi corazón se resquebrajó una vez más.

31 oct. 2013

Delirios

Tumbada en tu cama, te paras a pensar qué pasará si desapareces del mundo. ¿Quién se dará cuenta de que te has ido? ¿Quién se preocupó de que estuvieras mal o estuvieras mal? Todos te dieron la espalda cuando estabas con ellos y ahora te echarán de menos incluso las personas que no conociste. ''Era buena chica'', dirán. ''Era muy simpática'', mentirán. ''No me caía bien, era inútil'', insultarán. Puede que todo fuera a ir a peor o a mejor, pero seguirá igual, a nadie le importarás.

«»

22 oct. 2013

París

París es el más delicioso de los monstruos: aquí, linda muchacha; allá, pobre anciano; acullá, todo flamante como una mujer a la moda; monstruo completo por todos lados. Sus buhardillas, especie de de cabeza llena de ciencia y de genio; sus primeros pisos, estómagos dichosos; sus tiendas, verdaderos pies, y de allí parten todas las aceras, todos los negocios. ¡Y qué vida tan activa lleva el monstruo! Apenas el último estremecimiento del último coche del baile cesa en el corazón, cuando sus brazos se mueven en las barreras y empieza a removerse lentamente. Bostezan todas las puertas girando sobre sus goznes, como las membranas de un gigante movidas invisiblemente por treinta mil hombres o mujeres que viven en seis pies cuadrados y poseen en ella una cocina, un taller, una cama, hijos, un jardín, y en los que no se ve claro y donde todo se ve. Entonces, insensiblemente, las articulaciones crujen; el movimiento se comunica, la calle habla. A medio día la vitalidad es completa, las chimeneas despiden humo, el monstruo come, en seguida ruge y sus mil patas se agitan. Pero, ¡oh París!, ¡quién no ha admirado tus paisajes sombríos, tus fosfóricas llamaradas, tus callejuelas sin salida, profundas y silenciosas, quien no ha oído tus murmullos entre la media noche y las dos de la madrugada, no conoce aún nada de tu verdadera poesía, ni de tus extraños y prolongados contrastes!
Hay un reducido número de admiradores, personas que nunca caminan con ligereza, que saben apreciar en tales términos la fisonomía de París que distingue en ella un humor, un grano, una roncha.
Así son los conocedores de París [...]

16 sept. 2013

"Un profesor enseña un billete de $ 20.000 a sus alumnos y les dice: “¿A quién le gustaría tener este billete?” todos los alumnos levantan la mano. Él arruga el billete y les pregunta de nuevo: “Ahora, ¿quién lo quiere?” Las manos suben de nuevo. Él lanza el billete arrugado en el suelo, lo pisa y vuelve a preguntar: “¿Aún lo quieren? ” Los alumnos responden que sí y levantan la mano. Entonces los miró y les dijo: “Amigos míos, ustedes han aprendido una lección muy importante el día de hoy: Aunque he arrugado el billete, lo he tirado y lo he pisoteado ustedes quieren todavía el billete, porque su valor no ha cambiado, sigue con un valor de $ 20.000. Muchas veces en la vida, te ofenden, personas te rechazan y los acontecimientos te sacuden. Sientes que ya no vales nada, pero TU VALOR no cambiará NUNCA para la gente que realmente te quiere. Incluso en los días en que estés en tu peor momento, TU VALOR SIGUE SIENDO LO MISMO”. Los alumnos aplaudieron emocionados…"

14 sept. 2013

¿Por qué no decidiste venir? (Carta de un chico a su amor que nunca leyó)

Porque donde me encuentro estoy totalmente extraviado, sumergido en una dimensión aberrante, dudando hasta de mi existencia, llorando a aquellos ángeles caídos. No pienso en nada, pero también en todo, dándole méritos a mis sombras, valorando mis caídas y arrebatos. No busco nunca una razón. Pero aun así continuo en medio de trincheras llenas de ojos morbosos, sigilosos pero mortíferos recuerdos rondando en el fango, voces llenas de penurias y agobios, con la visión perturbada por los objetivos y las metas. ¿En realidad eso es lo que quiero? Y ahora noto que ya no hay nada que perder. Todos los fogones me dan un poco de calor. E indispuesto tengo que continuar preguntándome por el resto del camino, ¿sólo soy yo o todo esta perdido? Solo soy un condenado demente. Estoy condenado a quererte. 

"Podrías haber pedido cualquier cosa en el mundo y me elegiste a mi."

“Si me amas como dices ¿por qué no estás aquí besándome?”


Larga espera..

Y se quedó esperando, con los labios rosados y un lindo vestido de flores, había puesto mucho esfuerzo al maquillarse un poco y arreglarse, solamente por él sin embargo ahí estaba, parada como una tonta, esperando por alguien que no llegaría.
Todo para nada. Dio lo mejor de si misma, y con eso le pago el chico, con la larga espera.
Y tomo una decisión, fuera buena o mala, se fue. No volvería a esperar por nadie, porque nadie esperaría por ella.